Ultrasonido como tratamiento estético

Los ultrasonidos para la estética son un conjunto de métodos no invasivos e indoloros que rompen las células grasas mediante ondas sonoras de alta o baja frecuencia, que ayudan a remover la grasa de forma circular sobre la zona a tratar. Para este tratamiento, se emplea un cabezal pequeño que trabaja directamente sobre los tejidos mediante un micromasaje celular y molecular, ofreciendo buenos resultados para luchar contra la grasa localizada.

En la medicina estética, los ultrasonidos sirven para combatir una serie de padecimientos corporales como:

  • Celulitis 

  • Estrías

  • Cicatrices

  • Varices.

 

Además, su aplicación se puede enfocar en zonas como piernas, abdomen y glúteos. Este tratamiento ha sido tan eficaz, que también se ha empleado en el rostro, papada y cuello. Sus efectos no solo se basan en la parte superficial de la piel, sino que su penetración es tan profunda que llega hasta el tejido adiposo, es decir, la grasa, mejorando incluso la circulación sanguínea.

Los beneficios para el rostro son:

  • Tensa y reafirma la piel

  • Atenúa y elimina líneas de expresión y arrugas

  • Elimina manchas de la piel

  • Limpia profundamente la piel eliminando las toxinas

  • Elimina acné y puntos negros

  • Elimina ojeras y bolsas en los ojos

  • Aumenta la capacidad de hidratación de la piel

Los ultrasonidos faciales mejoran el aspecto de la piel, reactivando el rejuvenecimiento del cutis, por otro lado, los efectos en el cuerpo también funcionan como depuración de toxinas, dando la capacidad de adquirir mayor cantidad de nutrientes.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo:

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES