Tratamiento preventivo para callos en los pies

¿Qué son los callos?

Los callos, también conocidos como hiperqueratosis plantares son superficies duras y gruesas ubicadas a nivel superficial en la piel, por lo general suelen aparecer en la zona de las manos pero es más común verlos en los pies.

A su vez es importante saber que los callos suelen aparecer en la zona plantar, casi siempre en la parte del talón debido a la presión ejercida.

 

Causas de los callos

Este tipo de capas superficiales, es decir, los callos, aparecen debido a la continua presión o fricción ejercida en cierta zona de nuestro pie.

Esta alteración podal es un método do de protección que genera el organismo para proteger a la piel.

A pesar de que pueden causar ciertas molestias, los callos no son afecciones graves y se pueden tratar o prevenir.

¿Cuáles son sus síntomas?

  • Tener la piel gruesa en ciertas zonas del pie

  • Resequedad plantar

  • Aspecto y textura áspera

  • Cambio de coloración

  • Puede haber dolor al caminar

Tipos de callos

 Existen dos tipos de callos que se diferencian por ciertas características particulares:

  • Durezas o hiperqueratosis difusa

    • Es más extensa
    • Suele ser más superficial
    • No tiene bordes definidos
    • Presenta un aspecto amarillento
    • Se produce por la acumulación de queratina
  • Helomas o hiperqueratosis localizada

    • Se da a un nivel más profundo
    • Su aspecto es más definido
    • Genera molestias o dolor al caminar debido la presión ejercida
    • Existen diferentes tipos como: plantar, dorsal, interdigital

Recomendaciones y medidas de prevención

  • En caso de notar alguna alteración en la zona del pie visita un podólogo
  • Usa calzado correcto
  • No uses constantemente tacones, debido a que es diferente la presión ejercida
  • Usa calcetines evita la fricción ocasionada por el calzado y la piel, reduciendo el riesgo de callos
  • Una mala postura puede afectar a la pisada lo cual causara una presión diferente en toda la zona plantar, provocando callosidades
  • Una mala hidratación puede casar la aparición de callos 
  • Al sufrir de juanetes, dedo de garra o martillo puedes estar más propenso a tener callos
  • Usar piedra pómez puede prevenir la aparición de callos
  • Mantén una buena higiene

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo:

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES