Técnicas y beneficios del masaje sueco

El masaje sueco

Para empezar, el masaje sueco, es una técnica de masoterapia que ayuda a relajar los músculos del cuerpo.

El efecto relajante se consigue a través de diferentes técnicas de manipulación de manera superficial sobre la piel.

Es importante saber, que en el masaje sueco, los movimientos se realizan en dirección del flujo de la sangre, lo cual le da un beneficio a la salud circulatoria y cardiaca.

Técnicas usadas

Como en todas las terapias, el masaje sueco, tiene técnicas precisas para poder aplicarse, por medio de las cuales otorga grandes beneficios al cuerpo.

Los movimientos aplicados durante una sesión de masaje sueco, ayudan a relajar, debido a que son suaves e indoloros.

A continuación enlistamos las técnicas y así mismo el orden en la que se aplican en el masaje sueco, los movimientos se aplican con las manos, pulgares y yemas de los dedos.

  • Effleurage: movimientos suaves
  • Petrissage: amasamiento
  • Fricción:presiones circulares
  • Vibración: movimientos oscilatorios que hacen vibrar al cuerpo

¿Para qué sirve?

El masaje sueco es una técnica de relajación que ayuda a liberar la tensión existente en el cuerpo.

Esta terapia manual se puede complementar con aromaterapia y de igual modo con musicoterapia.

Por lo general una sesión de masaje sueco suele durar de 45 a 60 minutos, tiempo en el que el terapeuta realizara diferentes técnicas de manipulación para beneficiar la salud mental y física del paciente.

Beneficios del masaje sueco

  • Oxigena el organismo
  • Mejora la circulación
  • Relaja los músculos
  • Libera toxinas
  • Desecha líquidos retenidos
  • Disminuye la tensión muscular
  • Estira ligamentos y tendones
  • Estimula y revitaliza la piel
  • Reafirma
  • Trata lesiones deportivas
  • Disminuye dolores
  • Reduce el estrés y la ansiedad
  • Calma el sistema nervioso
  • Mejora la calidad de sueño

 

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo:

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES