¿Qué es la digestión?

La digestión es el proceso a través del cual nuestro cuerpo transforma las propiedades físicas y químicas de los alimentos que consumimos, para que sean absorbidas por el torrente sanguíneo y transportadas a todas las células que conforman nuestro cuerpo.

El primer paso del proceso digestivo tiene lugar antes de que ni tan siquiera probemos la comida. Con solo oler nuestro platillo favorito o pensar en lo delicioso que va a saber nuestro desayuno, empezamos a salivar, y el proceso digestivo se inicia preparándonos para ese primer bocado.

PROCESO DIGESTIVO

El proceso de digestión de los alimentos se lleva a cabo en el sistema digestivo y sigue pasos específicos:

  • La digestión comienza en la boca, donde los alimentos se dividen cuando masticamos y se combinan con la saliva. La saliva tiene una enzima que ayuda a transformar los alimentos que consumimos en una masa conocida como el bolo alimenticio.
  • Posteriormente, la lengua empuja el bolo a través de la faringe y este se desplaza hacia el esófago, el cual se considera como un tubo que conecta a la faringe con el estómago. Ya en el estómago comienza el proceso digestivo químico activo, pues es allí donde se producen diferentes ácidos que convierten el alimento en una sustancia semilíquida llamada quimo, la cual es expulsada al intestino delgado. Este proceso dura alrededor de cuatro horas, dependiendo del tipo de alimento consumido.
  • Cabe resaltar que la mayor parte del almidón de los alimentos es digerido a través del intestino delgado gracias a la acción de jugos digestivos como la bilis y el jugo pancreático, producidos por el hígado y el páncreas, los cuales reaccionan a la presencia de proteínas, grasas y carbohidratos. La mayor parte del agua y de los nutrimentos son absorbidos a través del intestino delgado hacia el torrente sanguíneo para llegar a las células del cuerpo.
  • Lo restante del quimo es expulsado al intestino grueso, en donde las sustancias pueden ser fermentadas por las bacterias presentes en él. Asimismo, vitaminas como la B y la K son sintetizadas en este intestino. Después del proceso de fermentación y síntesis de vitaminas, se genera una masa de desecho denominada materia fecal. La materia fecal es almacenada temporalmente en el recto hasta que es expulsada al exterior del cuerpo, proceso conocido como defecación

¿QUIERES TENER UNA BUENA DIGESTIÓN?

A continuación, te daremos algunos consejos sobre cómo mejorar la digestión:

  • Incluye alimentos de fácil digestión ricos en fibra: La chia, la avena, la quinoa, las frutas y las verduras, son algunos ejemplos de alimentos para una buena digestión ricos en fibra dietética, nutrimento que ayuda al proceso de la digestión. Además, la fibra dietética, puede incrementar la sensación de saciedad y tener un efecto laxante, lo que puede contribuir a la prevención del estreñimiento.
  • Come con tranquilidad: No te apresures a la hora de comer e intenta masticar lo mejor posible para ayudar a facilitar la absorción de nutrimentos.
  • Establece un horario de comidas: Intenta respetar el mismo horario de comidas cada día, ya que cuando comemos a deshora nuestro sistema digestivo produce jugos gástricos que pueden generar acidez. Adicionalmente, como la digestión es un proceso que dura alrededor de cuatro horas, es recomendable que comas por lo menos dos horas antes de dormir, ¡así evitarás pesadez!
  • Bebe agua: Tomar agua durante el día es fundamental, sin embargo, es importante tomar agua durante y después de una comida ya que contribuye de manera importante a la digestión pudiendo descomponer los alimentos para que el cuerpo pueda absorber los nutrimentos. Asimismo, también ayuda a ablandar la comida, lo que puede ayudar a evitar el estreñimiento.
  • Para obtener algún beneficio se recomienda incluir estos alimentos dentro de una alimentación correcta y práctica regular de actividad física.