¿Para qué sirve la Yoga?

La palabra “yoga” proviene del sánscrito, es decir, de la lengua clásica de la India, donde “ioga” significa «unión» y “jug” “conectar, relacionar”. Hoy en día se conoce a la Yoga como una práctica que tiene como propósito fortalecer la conexión entre el ser humano y el universo, comúnmente asociada con la meditación.

La conexión entre la meditación se da a través de ciertas posturas, movimientos y respiración adecuadas para lograr estar en perfecta armonía, tanto a nivel físico como espiritual. 

Las técnicas empleadas para el yoga han evolucionado, pero los movimientos y los ideales originales se han mantenido. El origen milenario de esta práctica ha sido gracias a la gran influencia de su cultura de origen, así como las aportaciones de sus enseñanzas que, tras generación en generación han llegado hasta nuestros días. 

El yoga es una alternativa que ayuda a disminuir el estrés y la ansiedad, ya que ofrece el equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu a través de la combinación de las distintas posturas (o asanas), la medicación y la respiración.

Si bien existen muchos tipos de yoga, todos conducen al mismo fin. Llegar al estado ideal armonioso entre cuerpo, espíritu y universo, se lleva a cabo con una formación guiada y un continuo comunicar, dando atención a lo que nos dice nuestro propio cuerpo y mente. Por ello, existen otros factores que hay que tener en cuenta para mantener esta práctica a cabo, la alimentación por ejemplo, resulta uno de los pilares de la práctica del yoga, sin dejar de lado, el papel fundamental del guía o maestro.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo:

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES