Los aceites esenciales: Sus múltiples usos y beneficios

¿Qué son los aceites esenciales?

Para empezar, los aceites esenciales  son sustancias volátiles que se extraen a través de la destilación de diferentes plantas aromáticas.

Aunque en el caso específico de las cáscaras de los cítricos, la extracción se da por medio de la presión.

Cabe destacar que las partes de las plantas de donde se pueden extraer sustancias para crear aceites esenciales son:

  • Semillas
  • Cortezas
  • Tallos
  • Raíces
  • Flores
  • Frutos
  • Cascaras

¿Para qué sirven los aceites esenciales?

Los aceites esenciales son aquellos productos usados mayormente dentro del área estética, pues ayudan a realizar diferentes masajes.

Sin embargo, estas escancias también se utilizan para ofrecer a los usuarios un ambiente relajante a través de la aromaterapia.

¿Cómo se aplican?

Los aceites esenciales tienen diferentes formas de uso, esto debido a sus características físicas y aceitosas.

Por lo general, estas sustancias son aplicadas a través de dos maneras diferentes:

Inhalación: conocida como aromaterapia es uno de los modos en que más se usan los aceites, esta modalidad inicia a través del sentido del olfato y culmina en los efectos y estímulos que provoca en el sistema nervioso olfativo.

Absorción cutánea: es cuándo se aplica el producto directamente sobre la piel, ayudando a relajar el cuerpo y la mente (masajes o durante la ducha).

Sin embargo, esta modalidad, también favorece al sistema linfático y a la circulación, por lo que beneficia más a la salud del organismo.

Propiedades de los aceites esenciales

Debido a que los aceites esenciales son elaborados a partir de diferentes productos naturales, estas sustancias poseen y ofrecen al organismo diferentes beneficios.

Es por ello que a continuación te mencionamos las propiedades en las que se agrupan estos aceites:

  • Analgésica: disminuye dolores.
  • Calmante: efecto relajante y tranquilizante.
  • Antiinflamatoria: contrarrestan la inflamación.
  • Estimulante: mejora la digestión.
  • Regeneradora y cicatrizante: mejoran la regeneración y cicatrización de la piel.
  • Tonificante: ayuda a estimular la circulación.
  • Bactericida: ayuda a eliminar gérmenes y bacterias.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo: