La importancia para la Cosmiatría reconocer los tipos de piel

Existen 4 diferentes tipos básicos de piel, dependiendo en la categoría en la que nuestra piel se encuentre, será el tratamiento y los productos con los que nos apoyaremos para mejorar su aspecto y salud. Para ello, resulta importante acudir con personal capacitado en el área. Como propuesta alternativa, es la cosmética facial que provee de los tratamientos necesarios para el cuidado de nuestro rostro para luzca y se encuentre saludable, además, ayuda a prevenir en gran medida posibles enfermedades en el cutis.

El estado de nuestra piel puede variar considerablemente según los diversos factores a los que es sometida; aspectos genéticos, alimenticios y la constante exposición a contaminación y rayos del sol, entre otros.. Los diferentes tipos de son: normal, seca, grasa y mixta. 
Piel normal
Este tipo de piel es la más saludable, ya que mantiene un notable equilibrio entre la grasa y la humedad. Ésta se caracteriza por tener: textura suave y lisa, color rosado y humectado, ausencia de impurezas.
Piel seca
La piel seca comúnmente carece de humedad, debido a que en la mayoría de los caso, por su exceso de transpiración. Su presencia se detecta por la extrema sequedad y aspereza. Su color es pálido y opaco. La sensación que pudiese provocar son tirantez, descamación, comezón o grietas. Este, se presenta principalmente en adultos a causa de la edad y el desgaste.
 
Piel grasa
Esta tipología de piel se reconoce por la producción acrecentada de sebo. Su apariencia se destaca por ser brillosa, en extremo engrasada y con poros muy agrandados. Si no se interviene con cuidados a esta piel, como consecuencia puede devenir enfermedades tales como acné, presentándose brotes de sebo en cuello, hombros, espalda y pecho. Dichas enfermedades se le asocia a adolescentes a consecuencia, en parte, del papel hormonal que se tiene a esa etapa.

Piel mixta
Esta piel se detecta principalmente por la llamada zona T, es decir ,sus características se centran en las zonas de la frente, mentón y nariz. Como su nombre lo indica, hay una combinación de elementos entre la piel grasa, seca y normal
Para la cosmética facial, es de vital importancia reconocer las características de cada piel para así determinar su estado, y asegurar que el producto o técnica a utilizar no afecte de ningún modo el cutis.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo:

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES