Czda. de la Viga #1337

Col. El retoño, Iztapalapa. CDMX

55 2458 2386 | 55 5925 1122

Lun a Sáb. 8:00-18:00 hrs

Lun a Sáb. 8:00-18:00 hrs

O conversa en el chat

Historia del spa

El término Spa, según la RAE, proviene de la ciudad Lieja en Bélgica debido a su aguas curativas, que generalmente conocemos como termales. Aunque la palabra provenga de un lugar lejano a México, el significado de las siglas en latino “Salus Per Aquam”, que significa “La salud del agua”, de alguna manera, generaliza su uso como un tratamiento que tiene como base el agua.

Sin embargo, caba que aclarar, que como el Diccionario de la Real Academia Española lo indica, la palabra spa, también consiste en un establecimiento, por tanto, en dicho espacio, ofrecen diversos tratamientos, técnicas y terapias donde el uso del agua es indispensable.

Desde tiempos muy antiguos, el elemento liquido vital, es decir el agua, ha sido utilizado con fines terapéuticos, comenzando por el aspecto higiénico, hasta llegar a sumergir el cuerpo en él para poseer la sensación de relajación. Sus beneficios son reconocidos en prácticas como baños (a diferentes temperaturas) y masajes. 

Un establecimiento como el spa, proporciona este tipo de servicios, no obstante, los avances de las terapias complementarias y alternativas han dado paso a la integración de nuevos productos y aparatologías que aportan, en conjunto con el agua, grandes aportaciones a la salud.

Prestador de Servicios. Centro de evaluación CONOCER. CDMX

 

Algunos ejemplos que incorporan las terapias con el agua son la herbolaria, mesoterapia, hidroterapia, entre otras. Actualmente, existe la posibilidad de crear un espacio como estos; estudiar en el lugar indicado, puede llevar a un excelente negocio y a la oportunidad de indagar más sobre el tema.

 

¡Solicita informes en nuestro Centro de evaluación para nuestra oferta de Certificaciones!