La historia del spa

El spa es un centro de relajación que enfoca sus tratamientos en el agua, los cuales actualmente han tomado una gran fuerza dentro del mundo de la belleza.

Sin embargo, los spa existen desde tiempos antiguos de la historia.

Origen del término

El término “spa”, proviene del acrónimo de la frase  en latín “Salus per Aquam”, que quiere decir, salud a través del agua o salud por medio del agua.

Sin embargo, también se cree que la palabra spa pueda hacer referencia a la palabra “Spagere” que en latín quiere decir humedecer.

Es por ello que los spa  ofrecen terapias con este elemento de la naturaleza, además de las propiedades y beneficios que otorga al cuerpo.

Línea del tiempo del spa

Romanos

Una de las primeras civilizaciones en utilizar el agua como medio terapéutico fue la Cultura Romana, fueron los soldados quienes acudían a los baños termales que ofrecían propiedades relajantes y curativas, para sanar las heridas de batalla.

Por otra parte se encuentran las termas romanas que son un tipo de spa antiguo las cuales estaban conformadas por: vestuarios, sala tibia, baño caliente, sauna, vapor, piscina, gimnasio y en algunos casos salas de reuniones.

Egipcios

No solo los egipcios, sino que también los fenicios, hebreos e israelitas recurrían a las propiedades del agua para purificar su cuerpo y alma en una especia de ritual de limpia.

Hipócrates

Conocido como el primer médico de la historia, Hipócrates, analizó los efectos del agua fría y la caliente, y del mismo modo recomendó el uso de aguas termales para fines terapéuticos.

Griegos

Los griegos fueron una de las culturas que impulsaron la creación de los spa, púes en épocas antiguas los lugares de entrenamiento contaban con baños para ducharse, usar barros después del entrenamiento o aceites, sin embargo, se cree que también había masajistas.

Por lo cual podría ser la cultura que impulso la creación de estos centros de relajación como los conocemos hoy en día, es decir, los spa modernos.

El spa moderno

En 1815 ya existía el Saratoga Spring, el cual era un área de spa con hoteles en Norteamérica.

Sin embargo, la creación del spa moderno se le atribuye a Elizabeth Arden por el año 1910, esto debido a su Red Door Salon de Manhattan, lo cual llevo a las instalaciones de lo que hoy en día conocemos como spa.

Pues en estos centro ya se ofrecían faciales, manicura y otros servicios estéticos, mismos que hoy existen en los spa actuales.



Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo:

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES