Hallux Valgus: Causas, síntomas y tratamientos

¿Qué es el Hallux Valgus?

El Hallux Valgus es una patología podológica conocida coloquialmente  como “juanete”, el cual es una deformidad que por lo general se presenta en el dedo gordo del pie.

Esta deformidad, suele causar una ligera desviación de los dedos, ocasionando de este modo una pequeña protuberancia en la parte  del borde externo de nuestro dedo.

¿Cuál es la clasificación de los juanetes en podología?

Por otra parte, el Hallux Valgus puede presentarse en cuatro niveles diferentes, esto de acuerdo al avance de la deformidad que llegase a presentar, pues la deformación puede ir aumentando si no es atendida a tiempo:

  1. No deformidad
  2. Leve
  3. Moderada
  4. Severa

¿Qué síntomas presenta el Hallux Valgus?

 

Cuando el paciente padece esta enfermedad puede notar ciertos síntomas, los cuales mencionaremos a continuación, en caso de presentar alguno de ellos te recomendamos asistir con un podólogo profesional para que comiences un tratamiento.

Los síntomas que llega a presentar el Hallux Valgus son:

  • Inflamación
  • Dolor en la unión del dedo y el pie
  • Enrojecimiento en la zona afectada
  • Durezas (piel callosa)
  • Molestias al caminar
  • Deformaciones en los huesos
  • Disminución en el movimiento de los dedos o cierta parte del pie
  • Presión al utilizar calzado
  • Abultamiento en la zona del dedo gordo del pie

Causas del Hallux Valgus

 

Existen diferentes causas que ocasionan la aparición de los molestos juanetes, entre las que están:

  • Factores hereditarios
  • Problemas reumatoides
  • Patologías inflamatorias
  • Alteraciones podológicas
  • Usar calzado inadecuado
  • Afectaciones óseas
  • Uso continuo de tacones
  • Lesiones en los pies

Tratamientos para el Hallux Valgus

 

Hoy en día existen diferentes tratamientos para prevenir, disminuir y ayudar a tratar el Hallux Valgus, entre ellos:

  • Acudir a consultas preventivas con el podólogo
  • Atender las callosidades que lleguen a presentarse en los pies
  • Utilizar calzado flexible (no justo).
  • Reducir el uso de tacones
  • Se recomienda usar calzado acolchado en la parte interna
  • Si se presenta una herida se debe evitar hacer deporte
  • Considerar tratamiento médico recetado por el especialista (analgésico y antiinflamatorio)
  • Usar plantillas especiales
  • Realizar rehabilitación o masajes fisioterapéuticos
  • Aplicar compresas frías y calientes
  • Comprar una almohadilla o espaciadores interdigitales