El drenaje linfático manual y los beneficios

Antes que nada, es importante saber que el drenaje linfático debe ser realizado por un profesional, debido a los movimientos que se realizan en el cuerpo del paciente.

¿Qué es el drenaje linfático manual?

El drenaje linfático es una técnica de masaje que favorece la circulación de la sangre y de la linfa.

La linfa es una sustancia conformada por glóbulos blancos, grasas, proteínas, agua y carbohidratos.

A su vez el drenaje linfático, ayuda a desintoxicar y depurar el organismo a través de los desechos y de este modo ayuda al sistema inmunológico a proteger al cuerpo.

¿En qué consiste?

A su vez, el drenaje linfático consiste en la aplicación de un masaje sobre diferentes zonas del cuerpo de manera superficial.

Esta técnica de masoterapia, debe de cumplir con ciertos puntos para que se realice de manera correcta tal como:

  • Debe ser suave e indoloro
  • Efecto relajante
  • El movimiento que se aplica es lento y repetitivo
  • Los movimientos se deben realizar siempre en dirección de los conductos linfáticos
  • Debe de durar por lo menos una hora

Pasos para realizar el drenaje linfático

 

Para poder realizar el drenaje linfático se comienza en el rostro, posteriormente se baja en dirección al cuello se continua con los brazos y después se trabaja con el plexo solar, esto debajo del pecho a la altura de nuestros pulmones, posteriormente se trabaja las ingles y se termina con las extremidades inferiores.

Beneficios

 

  • Estimula es sistema linfático
  • Mejora la circulación
  • Efecto relajante
  • Desintoxica
  • Ayuda a depurar el organismo de líquidos retenidos
  • Combate la celulitis
  • Reduce la inflamación
  • Disminuye el estrés
  • Reduce o elimina el insomnio
  • Equilibra el organismo
  • Mejora el aspecto cutáneo
  • Favorece la función renal

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *