¿Cómo certificarme en Coaching en Alimentación?

¿Qué es el coaching alimenticio?

El coaching alimenticio, también conocido como coaching nutricional, es aquella actividad en donde un coach (profesional del coaching) acompaña y motiva al coachee (paciente) a llegar a una determinada meta u objetivo.

Este camino usualmente se enfoca a mejorar los hábitos alimenticios y la salud en general a través de una correcta alimentación.

¿Qué se hace durante una sesión de coaching alimenticio?

Durante una sesión de coaching el coach le preguntará al coachee el motivo de su consulta, esto si es la primera sesión.

Aquí se hablarán de sus metas y objetivos, así como de los obstáculos que le han impedido alcanzar su objetivo.

Sin embargo, si es la segunda o alguna otra sesión se hablaran de los cambios y mejoras que a tenido el coachee, motivándolo a continuar en este  proceso.

Entre las actividades principales que trabaja el coach alimenticio son:

  • Fijar metas u objetivos reales.
  • Brindar apoyo y  motivación.
  • Observar cambios y mejoras.
  • Analizar debilidades para convertirlas en fortalezas.
  • Mejorar los hábitos de vida y los alimenticios.
  • Aumentar la autoestima.
  • Estimular la autoconfianza.
  • Identificar barreras.
  • Planear acciones para alcanzar metas.
  • Aprender a manejar emociones.
  • Hablar acerca de las creencias, pensamientos y avances.
  • Estimular el optimismo de los coachees.

La relación entre el coach y los coachees

La relación durante el proceso del coaching alimenticio debe basarse en:

  • Confianza
  • Seriedad
  • Compromiso
  • Respeto
  • Motivación
  • Acompañamiento

¿Cuáles son las características del coaching alimenticio?

  • Tener buenas habilidades comunicativas.
  • Saber escuchar al coach.
  • Paciencia.
  • Iniciativa.
  • Saber motivar a los pacientes.
  • Aprender a ser empáticos (ponerse en los zapatos de los demás).
  • Comprensión.
  • Compromiso por parte de ambas partes.

Las funciones del coaching alimenticio

  • Guiar al coache por un camino que ayude a llegar a la meta deseada.
  • Orientar a tomar decisiones que favorezcan la salud.
  • Acompañar en todo momento a los pacientes o coachees.
  • Aprovechar fortalezas.
  • Comprometerse a realizar las acciones para mejorar hábitos.
  • Estimular un estilo de vida saludable.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo:

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES