Conoce las cinco principales técnicas del masaje sueco

¿Qué es el masaje sueco?

Antes de hablar de las técnicas del masaje sueco, abordaremos un poco sobre esta técnica de la masoterapia.

Para empezar, el masaje sueco es conocido como la técnica de relajar el cuerpo, esto debido a que uno de sus principales efectos es la relajación muscular y mental.

Sin embargo, debido a los movimientos que se dan durante esta terapia, también ayuda a reafirmar el cuerpo, por lo que también es conocido como una técnica estética.

¿Cuáles son las cinco técnicas del masaje sueco?

Tal como mencionamos en un inicio, el masaje sueco se conforma por cinco técnicas principales, las cuales otorgan diferentes beneficios al cuerpo.

Las técnicas principales aplicadas durante una sesión de masaje sueco son:

  1. Deslizamiento o effleurage.
  2. Amasamiento o Petrissage
  3. Vibración o vibration.
  4. Percusión o tapotement.
  5. Fricción o friction

Características de las técnicas del masaje sueco

A continuación, te mencionamos las características de cada una de las cinco técnicas del masaje sueco, las cuales ayudan a mejorar el estado físico y mental de los pacientes.

Deslizamiento o effleurage

  • Es la primera técnica que se aplica.
  • Movimientos deslizantes, circulares, largos e indoloros.
  • Conocido también como roce.
  • Se aplica con las manos, pulgares o las yemas de los dedos.
  • Calienta y relaja el músculo.

Amasamiento o Petrissage

  • Es el segundo movimiento del masaje.
  • Son movimientos aplicados en tejido blando.
  • Se caracteriza por movimientos circulares.
  • Disminuye la tensión muscular y corporal.
  • Llega a niveles más profundos.
  • Estimula la circulación y oxigenación.
  • Ayuda a desintoxicar el organismo.

Vibración o vibration

  • Son movimientos rítmicos.
  • Ayuda a relajar el cuerpo.
  • La intensidad depende de la zona a trabajar.

Percusión o tapotement                     

  • Se aplica a través de un pequeño golpeteo.
  • Mejora la circulación.
  • Estimula la producción de endorfina.
  • Ayuda al drenaje linfático.

Fricción o friction

  • Ayuda a mejorar el estado de las articulaciones.
  • Reduce la rigidez.
  • Mejora la circulación.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo: