Competencias y habilidades profesionales del podólogo

El podólogo es aquel profesional encargado de estudiar y practicar la podología, es decir, es quien se enfoca en la prevención, detección y tratamientos de las patologías en la zona podal, esto incluye tanto a los pies como a las uñas de los pies.

Funciones del podólogo

El podólogo tiene diferentes funciones médicas entre las que destacan:

  • Diagnóstico oportuno.
  • Prevención de patologías o infecciones en los pies.
  • Tratamientos podológicos.
  • Inspección de la zona podal.
  • Consultas médicas.
  • Eliminar infecciones fúngicas.
  • Aliviar síntomas patológicos por medio de tratamientos.

Habilidades profesionales

Entre las habilidades profesionales que destacan de un podólogo son:

  • Trabajar de manera precisa.
  • Aplicar la exactitud puesto que hay tratamientos que lo requieren, tal es el caso de las uñas.
  • Trabajar con cuidado.
  • Buena comunicación.
  • Capacidad de resolver problemas.
  • Paciencia.
  • Sensibilidad.
  • Empatía.
  • Aplicar un poco de psicología puesto que existen personas que no les gusta mostrar sus pies.
  • Aplicar una buena comunicación para emitir un diagnóstico claro y preciso.
  • Saber escuchar.
  • Realizar de manera correcta una historia clínica y diagnóstico oportuno.
  • Buena coordinación.
  • Ser organizado.


En dónde puede trabajar un podólogo

El podólogo gracias a su formación académica y profesional se puede desempeñar en diferentes áreas laborales, puesto que a través de la teoría y la práctica ha adquirido las habilidades, competencias y conocimientos necesarios para hacerlo.

Entre los centros de trabajo que destacan para un podólogo están:

  • Clínicas.
  • Centro hospitalarios.
  • Gimnasios.
  • Clubes o centros deportivos.
  • Spa.
  • Salones de belleza.
  • Consultorio privado.
  • Asilos.
  • Hospitales geriátricos.
  • Medicina diabética.
  • Clínicas o consultas pediátricas.
  • Empresas o industrias dedicadas al calzado.
  • Incluso cirugía, sin embargo esta última requerirá de una especialidad.

El acudir a una consulta con el podólogo puede prevenir diferentes patologías e infecciones, por lo cual es recomendable visitarlo un par de veces al año y no únicamente en caso de requerirlo.

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo:

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES