5 técnicas empleadas para el Masaje Sueco

El Masaje Sueco  lleva su nombre debido al fisiólogo sueco Pehr Henrik Ling, quien siguiendo los conocimientos de las técnicas del masaje chino, desarrolló el hoy conocido masaje sueco. Empleando las bases del masaje tradicional, el Masaje Sueco emplea 5 técnicas fundamentales de aplicación:

Effleurage (roce):

Esta técnica consiste en una serie de masajes suaves, largos, deslizantes o circulares con  diferentes grados de presión en varias áreas del cuerpo con el fin de liberar la tensión muscular. 

Petrissage (amasamiento)

Después que los músculos han sido calentados por los movimientos del effleurage, se aplica el Petrissage («amasar»). Esta técnica se aplica manualmente comprimiendo los tejidos de forma suave y rítmica. Estos movimientos, además de dar relajación a los músculos, aumentan la circulación y ayudan a la desintoxicación del cuerpo.

Friction (fricción):

Esta técnica es comúnmente por medio de los dedos o pulgares, ejerciendo una fricción circular; ideal para suavizar y realinear las fibras musculares, así como relajar las articulaciones.

Vibration (vibración): 

Consiste en el temblor y vibración en los músculos, realizados con la parte de la mano al lado de la muñeca o la punta de los dedos. Estas vibraciones repetitivas relajan los músculos y nervios. 

Tapotement: 

Esta técnica consiste en aplicar pequeños golpes que sirven para estimular la circulación de la sangre, además de eliminar la tensión y el estrés.

El masaje sueco tiene muchos beneficios para el cuerpo, conocer más sobre la historia del masaje y las técnicas empleadas en los mismos abrirán la visión que hoy en día existe acerca de la masoterapia.

 

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo:

SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES